lunes, 3 de marzo de 2014

OSCARS 2014: o como ser la triunfadora de la noche o conseguir que DiCaprio no quiera volver nunca a esa gala


Como cada año, la gala de los Oscars ha llegado con expectación, y con ganas especialmente para los que no la podemos ver o al menos no en un horario normal (la alfombra roja empezó a la 1 de la madrugada y la gala a las 2.30). 

Siendo como son los últimos grandes premios que se dan a las películas del año anterior, las quinielas ya estaban hechas y algunos premios más que cantados. Se sabía que Cate Blanchett iba a ganar el premio a Mejor Actriz principal, a pesar de que ella saliera al escenario con cara de sorpresa, eso sí tan elegante como nos tiene acostumbrados. 
Se sabía también que los premios técnicos se los iba a llevar Gravity de Alfonso Cuarón, se lo ha llevado todo: montaje, fotografía, banda sonora, sonido, efectos sonoros, efectos visuales, y también el de Mejor Director todo hay que decirlo (aunque esto también estaba cantado). Viendo que en los últimos años las películas que han acaparado este tipo de premios han sido siempre películas de gran presupuesto, con una alta dosis de efectos especiales de todo tipo, yo me pregunto si no se estarán llevando demasiados. No es que no se los merezcan, pero parece que, cualquier película de menos presupuesto o simplemente con una puesta en escena más austera, no vaya a tener posibilidades frente a la exuberancia de estas películas tan digitales. Así que parece que si quieres ser el ganador de un certamen cinematográfico, aunque no necesariamente llevarte el premio a Mejor película, apuesta por una película de grandes efectos especiales. También es cierto que este año ha sido muy descarado y que otros años es menos exagerado.


Como ya he dicho no ha habido muchas sorpresas, "12 años de esclavitud" ha sido la mejor película (y mejor guión adaptado), que aunque se haya premiado en medio del mandato de Obama con las consiguientes interpretaciones, es una película maravillosa. El premio para Jared Leto como Mejor Actor secundario también se veía venir, aunque menos el de Lupita Nyong'o que lo tenía más reñido con Jennifer Lawrence. 

Estaba menos claro el premio al Mejor Actor principal, que se lo ha llevado Matthew McConaughey, que parece que por fin se ha centrado y se ha puesto a hacer buenas interpretaciones tras años haciendo comedias románticas estúpidas (de las cuales habré visto unas cuantas... la adolescencia es muy mala). Y mi pobre Leo se ha quedado otra vez sin Oscar, tras cuatro nominaciones la verdad es que ya le va tocando, pero seguramente le volverán a nominar más veces a lo largo de su carrera, pues como yo llevo diciendo media vida es un actor cojonudo. No es el típico guaperas que llenaba las carpetas de las adolescentes hace unos años (la mía la primera) y que no tenía nada más que ofrecer que su cara bonita. Ha demostrado con creces y en numerosas ocasiones que es muy muy bueno, y en mi opinión, se llevará el Oscar con alguna película que no sea de Scorsese, que la Academia no lo ve con muy buenos ojos, cosa que es ya sabida desde hace mucho tiempo.

Probablemente la gran perdedora de la noche ha sido mi querida "American hustle", que partiendo con 10 nominaciones no se ha llevado ningún premio, aunque no es la primera película de la historia a la que le pasa esto, ya les sucedió a Cadena Perpetua, El color púrpura o El Padrino III.


Pero como siempre la gala de los Oscars es mucho más que un simple evento de entrega de premios. La alfombra roja genera casi tanta expectación como ganar las estatuillas, el vestido de Prada de Lupita Nyong'o me ha fascinado. Los momentos grandiosos (o divertidos) suelen ser abundantes también, y en esta ocasión hemos podido ver a Ellen Degeneres vestida de hada madrina, a Brad Pitt comiendo pizza como si no hubiera mañana, Jennifer Lawrence cayéndose otra vez aunque más discretamente (en serio esta mujer tiene problemas) o la autofoto de Degeneres con un buen puñado de actores que ha pasado ha ser la foto más retwitteada de la historia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario