lunes, 19 de octubre de 2015

Recomendaciones para Halloween

Que quede claro: soy muy caguetas. En serio, mucho. No me gusta el cine de terror, no lo disfruto porque no me va pasarme media película sufriendo microinfartos y luego no poder dormir. Pero a veces hay pelis de terror que no me dan miedo, o al menos no a un nivel en el que no puedo soportarlas. A lo largo de los años, esas veces se han ido acumulando y, a lo tonto, he visto más cine de terror del que esperaba. Aunque para ser sincera, no creo que llegue nunca a ver El exorcista... 

Halloween se acerca así que por qué no poner un poco de esto en nuestras vidas. Las pelis que voy a recomendar son algunos ejemplos muy dignos dentro del género (he dejado los zombis a parte, pues hablaré de ellos en otra ocasión ya que me molan demasiado). Empecemos: 

1. DÉJAME ENTRAR (2008)


Esta pequeña obra de arte del cine sueco merece ser vista. Oskar, un niño de 11 años que es acosado en el colegio, se hace amigo de Eli, su misteriosa vecina, cuya llegada coincide con una serie de siniestras muertes en el vecindario. Es inquietante y brutal, a la vez que bella y tierna. Nada más puedo decir pues es preferible verla sin conocer más de ella e ir sorprendiéndose. 

2. LOS OTROS (2001)

Amenábar suele ser una buena apuesta, aunque su última película parece haber creado cierto debate. Recomiendo Los otros como podría recomendar Tesis. Ambas pueden llegar a ponerme los pelos de punta, no lo voy a negar. Se que a más de uno no le gusta nada Nicole Kidman, pero en esta peli aun no se había pasado con el botox y está francamente bien en su papel. Las historias de fantasmas y casas encantadas siempre me han dado un mal rollo increíble, pero en este caso no es nada que no pueda superar.

3. EL SILENCIO DE LOS CORDEROS (1991)

Quizás sea más un thriller que una peli de terror, pero a mi me costó verla tanto como si lo fuera. Las actuaciones son perfectas, y el ritmo vertiginoso. Visionado obligatorio para todos aquellos amantes de una buena intriga de asesinos en serie y, por supuesto, para los amantes de Anthony Hopkins, posiblemente en el mejor papel que ha hecho en su vida (y son muchos).

4. PSICOSIS (1960)



Pongamonos un poco clásicos. No quiero excusas baratas de que no os gusta el cine en blanco y negro, eso solo demuestra lo poco que sabéis, y el poco interés que tenéis en el cine. Sinceramente, no sabéis lo que os estáis perdiendo. Psicosis podría ser un buen ejemplo. Hitchcock siempre ha sabido lo que se hacía y con Psicosis dio en el clavo. No es solo la famosa escena de la ducha. Es todo. Todo. Quien quiera conocer la verdad sobre Norman Bates que se adentre en esta obra maestra.

5. LA MATANZA DE TEXAS (1974)

Tal vez sorprenda, pero esta película no me dio miedo. No me lo esperaba, y empecé a verla debajo de una manta y agarrada a un cojín, pero finalmente no hicieron falta. A pesar de ello, este perturbador slasher me creó una terrible inquietud. Supongo que impactó más cuando se estrenó, sin embargo es mucho mejor que ver esas variantes sangrientas y llenas de sustos que hacen hoy en día. Muy recomendable para este terrorífico mes de octubre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario