martes, 26 de enero de 2016

LOS ODIOSOS OCHO de QUENTIN TARANTINO


Hay una cosa que me da miedo de esta película: ha conseguido que, por una vez, esté de acuerdo con Carlos Boyero. Y eso desde luego no puede ser nada bueno, ya que este pedante señor es el "hater" más "hater" de todos. 

Comenzaré diciendo que el hecho de que fuese a ver esta peli a la sesión golfa y saliese de verla a las 3 de la mañana no ha influenciado para nada mi opinión sobre ella, aunque hay que reconocer que verla a esas horas fue un error. Yo tengo mucho aguante para las películas en las que apenas pasa nada y la acción va lenta, adoro a Ingmar Bergman, y el cine de Ozu no se me hace pesado. Pero esto es otro nivel. Vaya tostón soberano!!! A la película le sobra por lo menos una hora de metraje, y digo por lo menos...

Pero empezaré por el principio. La trama se desarrolla pocos años después de la Guerra de Secesión, cuando el país todavía está dividido y el tema candente. Todo empieza con una diligencia a la que cada vez van subiendo más personajes (Tarantino si esto iba a ser un homenaje a John Ford te ha salido como el culo). La cuestión es que todos ellos terminan en una taberna situada en medio de la nada, y se ven atrapados por una fuerte tormenta, junto con otros que ya estaban allí. Ya llevamos hora y pico, y aun no ha pasado nada. Si bien es cierto que nadie es quien dice ser y hay un misterio por descubrir relacionado con la fugitiva Daisy, la única mujer del grupo.


No tengo quejas respecto a la última hora del film, es digna de Tarantino, pero el resto me parece absolutamente superfluo. Se supone que la película pretende ser una crítica de la sociedad americana actual, yo solo percibo mucha verborrea autosuficiente. La división por capítulos y la voz narradora del propio director me parecen innecesarios, y meros reclamos para los más puretas que dirán que ha vuelto el Tarantino de verdad y cosas parecidas sin criterio alguno.

Bueno esta claro que no me ha gustado. Y no solo porque sea larga: hay pocos personajes que me parezcan interesantes, él mismo te destripa el misterio antes del final, por lo que ya se sabe como va a terminar todo... Tiene cosas buenas: momentos divertidos, la fotografía, la banda sonora de Ennio Morricone, y los actores están muy bien en su papel (me da pena Tim Roth haciendo el papel de "Christoph Waltz"... estamos escasos de ideas?). En resumen, lo peor que ha rodado este hombre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario