sábado, 5 de marzo de 2016

SPOTLIGHT de THOMAS McCARTHY (2015)


Spotlight es una buena película. No puedo decir que sea una obra maestra, sin embargo tiene todos los elementos básicos que gusta premiar a los de Hollywood. Una buena historia contada de la forma más canónica posible. Esta bien rodada, aunque no es arriesgada, no va más allá del plano-contraplano más clásico. El guión es ágil y nos va llevando a través de la investigación periodística con buen ritmo. 

El elenco de actores es una de sus mayores virtudes. Todos y cada uno de ellos están genial en su papel, no hay ninguno que destaque especialmente, pero el grupo que forman es intachable. Quizás uno de los mayores problemas de este film sea lo poco que sabemos de los protagonistas. Sus personajes apenas están esbozados con unos matices, que dejan entrever muy poco de sus vidas, lo que no nos permite sentirnos especialmente identificados con ninguno pues no conocemos sus motivaciones. 


Su punto fuerte es, sin lugar a dudas, la historia que cuenta reforzada por su guión original. La investigación que llevó a cabo el equipo Spotlight para el Boston Globe en 2001 y 2002 fue absolutamente brillante, y con razón se llevaron un premio Pulitzer por su trabajo. Gracias a ellos se destapó la gran trama de encubrimiento de curas pederastas de la Iglesia Católica. Conforme se van levantado las cartas y van descubriendo más y más casos, cada vez se dan más cuenta de lo gordo que es el problema con el que están tratando. Las escenas en la que algunas de las víctimas cuentan cómo les sucedió todo son algunas de las mejores del film. Sin embargo, no cae en el melodrama barato, no se recrea para hacer que al espectador se le caiga la lágrima fácil. En mi opinión, esto es una virtud pues muchas películas pecan de efectistas en temas sensibleros, aunque he leído que a más de uno el guión le ha resultado frío.

En definitiva, es una película sobria, cuya mayor virtud, a parte del buen hacer de sus actores, es haber dado importancia y haber acercado a todo el mundo este terrorífico caso concreto de pedofilia en Boston; un tema que lleva años sucediendo en todo el mundo y que hoy en día sigue siendo omitido de forma preocupante. 


Artículo original del Boston Globe: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario