miércoles, 23 de noviembre de 2016

ANIMALES FANTÁSTICOS Y DÓNDE ENCONTRARLOS de DAVID YATES


Ya pensábamos que nos habíamos quedado sin Harry Potter para siempre, pero por suerte para los más fans no ha sido así. Tras la publicación de "Harry Potter y el legado maldito", esa especie de fan-fiction NO escrito por J.K. Rowling ya tenía miedo de lo que podían llegar a hacer con la franquicia. Pero ese miedo era infundado pues "Animales fantásticos..." ha sido precisamente eso, fantástica.

Para empezar su guión ha sido escrito por la autora y creadora de Harry Potter, pues nadie conoce ese mundo y a sus personajes como ella lo hace. J.K. Rowling se ha estrenado en el mundo del guión, y lo ha hecho francamente bien, ya que ha sido capaz de crear una nueva historia, un nuevo punto de partida, pero dentro de ese mundo mágico que todos adoramos.

Por suerte no se ha puesto a escribir una secuela moñas sobre los hijos de Harry y los demás, sino que ha acudido al pasado, sin duda mucho más interesante. El personaje principal es Newt Scamander, un mago que estudió en Hogwarts (¡Por fin un Hufflepuff protagonista!) y que ha viajado por todo el planeta buscando criaturas mágicas a las que salvar y estudiar, guardándolas en una maleta, ligeramente más grande que el bolso de Mary Poppins. Su llegada a Nueva York en 1926 causa cierto revuelo cuando algunas de esas criaturas se escapan. Este hecho hará que se cruce con una serie de personajes de los más entrañables y originales, como el muggle Kowalski.


Esta trama y la búsqueda de dichos animales nos dejará algunas de las escenas más alocadas y divertidas del film, algunas de ellas dignas del clásico Slapstick. En contraposición, tenemos una trama más oscura y relacionada con el contexto general del mundo mágico. Por un lado, el gran mago tenebroso Grindelwald está en su época de mayor auge mundial; y por otro lado, y concretamente en Nueva York, hay una secta de muggles (o Nomags) que se hacen llamar Salemistas (en relación evidentemente con todo el tema de las brujas de Salem), que están convencidos de que hay magos y brujas en el mundo y que éstos deben ser exterminados. 

Todo esto se va entrelazando perfectamente a lo largo de la película, y poco a poco el espectador va atando cabos, aunque no todos porque como ya se sabe aún nos quedan 4 films más. Hay que reconocer que no es una peli para ir con los niños pequeños, no porque vayan a tener miedo, sino porque hay que ser un amante de Harry Potter muy grande para pillar todos los detalles. Los lectores de los libros tenemos datos que los que solo han visto las películas no tienen, y desde luego el que no haya visto o leído Harry Potter no se va a enterar de nada, las cosas como son.

A los que no les ha gustado es porque les ha parecido inconexa y poco clara. Eso es porque no conocen el mundillo, y no han crecido con él como he hecho yo y gran parte de mi generación. Yo solo les digo que se lean los libros o al menos vean las películas y que se callen un rato, y si no quieren hacerlo pues que vayan al cine a ver otra película diferente y se acabo. Además ver a Eddie Redmayne seduciendo a una rinoceronta no tiene precio. Y otra cosa que necesito compartir: esos paraguas transparentes creados con las varitas me han parecido uno de los detalles más bonitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario