viernes, 13 de diciembre de 2013

Mi seria adicción a las series


Y aquí estoy en mi casa tranquilamente, después de una larga semana, pensando en las maravillas del fin de semana y de la cantidad de tiempo de ocio que voy a tener. Así pues mi cansada mente se ha puesto a pensar sobre que hago últimamente para pasar el rato… La respuesta era obvia: ver series.

Según Wikipedia (gran centro de sabiduría popular), una serie de televisión es “una obra audiovisual que se difunde en emisiones televisivas sucesivas, manteniendo cada una de ellas una unidad argumental en sí misma y con continuidad, al menos temática, entre los diferentes episodios que la integran”. En la propia definición está la clave del problema, “emisiones sucesivas”, en una película esto no te pasa, cuando la acabas (normalmente) ya están resueltos los misterios, pero en una serie no, siempre se las apañan para dejarte a medias, y que tengas unas ganas irrefrenables de que llegue el capítulo siguiente. No es como esperar o desesperar a que salga el siguiente libro de “Canción de hielo y fuego”, pero se le parece aunque a corto plazo.


Dicen que el primer paso es reconocerlo, y así es, veo muchas series, lo reconozco. Son una fuerte adicción, y yo me pregunto cuando empecé a ver tantas, porque hace unos años esto no me sucedía. Pero desde hace un tiempo las voy acumulando y cada vez son más porque claro, en verano ya se han terminado las series que van poniendo durante el resto del año, y obviamente me tengo que poner a ver alguna serie nueva, así que sin darme cuenta, cuando llega septiembre, ya tengo un par de series más añadidas a mi cupo habitual. El cuento de nunca acabar. Y todo esto, por no mencionar que me dé (o nos dé, que se que a muchos os pasa lo mismo que a mí) por ver alguna serie que ya he visto, que es de hace años, pero es tan maravillosa que no podemos evitar verla de vez en cuando. Es muy tentador ponerse un capítulo de Friends, o de Las chicas Gilmore, o de Roma. Aunque puede que las miniseries sean aún más peligrosas pues total, son solo unos capitulillos que te los ves en un santiamén, así que no pasa nada por verse otra vez Hermanos de sangre o Cranford.

¿Qué tendrán las series de hoy en día? En mi opinión, no solo hacen más series que antes, sino que además hay un mayor porcentaje de series de buenísima calidad; quizás las productoras se han dado cuenta de que tienen un gran filón que explotar y lo están haciendo, de ello no cabe ninguna duda. Pero no podemos evitarlo y a veces estamos tomando algo, fuera de casa y nos paramos a pensar: “¡¿Por qué estoy aquí?! Debería estar en casa viendo el capítulo de esta semana que ya deben de estar los subtítulos”. Porque sí, porque nos encanta salir a beber con Don Draper, ganar un juicio con Alicia Florrick, dar cenas y pasear por los jardines de Downton Abbey, disfrutar de una sarcástica charla con Tyrion Lannister, operar con Derek Sheperd, ponernos histéricos con Carrie Mathison, comprar chinerías en las galerías Paradise, compartir apartamento en Brooklyn con Hannah y el resto de las “Girls”, desesperarme ante la verborrea de Sheldon Cooper… Podría seguir hasta el infinito y más allá pero creo que ya ha quedado claro que mi adicción es seria y que no tiene remedio, y desde luego no quiero que lo tenga.

2 comentarios:

  1. Hola Marina, acabo de visitar tu blog y me ha gustado mucho, aunque no sabía muy bien en qué publicación comentar. Aunque me gusta mucho el cine, no me puedo considerar un cinéfilo, aunque te puedo decir que el mundo de las BSO me encanta. Hice un curso hace unos años, que se impartió en el centro de historia, y todavía me enganché más. Así que a ver cuando te animas a escribir sobre BSO, que mi participación la tendrás asegurada.
    También me ha gustado mucho como escribes, y sobre todo el estilo apasionado que usas para referirte al mundillo, así que me lo apunto para seguirte.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias! Me alegro de que te haya gustado. Yo también soy una apasionada de las BSO y puedo asegurarte que no tardaré en escribir sobre ellas pues son mi tema pendiente en el blog.
    Gracias por comentar y por la recomendación!
    Un saludo!

    ResponderEliminar