lunes, 14 de julio de 2014

NOTTING HILL de ROGER MICHELL (1999)


Antes de irme de viaje tengo la manía de ver una película que tenga lugar en esa ciudad para ambientarme, (llamadme loca si queréis). Y siendo que mañana me voy a Londres había una gran variedad de posibilidades, pero Notting Hill es, sin duda, una de las mejores. 

Hay películas en las que todo encaja, en las que todo es perfecto, y creo sinceramente que esta es una de ellas. En primer lugar, por ellos, Julia Roberts y Hugh Grant. La "novia de América" está estupenda interpretando a Anna, una actriz famosa que tropieza de casualidad con el inglés más inglés de todos los ingleses, Hugh Grant, quien hace de Hugh Grant básicamente. Este es su papel, el que lleva interpretando toda la vida, y el que mejor le queda, para que nos vamos a engañar. William es ese británico atolondrado tan absolutamente tierno y encantador que no puedes mas que caer en sus redes. Los secundarios no se quedan atrás, especialmente Spike, el compañero de piso de William, que es auténtico a más no poder.

La banda sonora es otro de sus puntos fuertes. Pocas se adaptan tan bien a una película como esta, sobre todo "She" de Elvis Costello, y "Ain't no sunshine" de Bill Withers en ese genial plano secuencia que nos muestra el paso de las estaciones mientras William pasea por el mercadillo de su barrio, Notting Hill. Barrio que da título a la película y que se une a la lista de aciertos del film.

Hay momentos divertidísimos y también muchos momentos míticos, desde el final con ese "indefinidamente" hasta cuando ella le regala el cuadro de Chagall (demasiado para mi corazón). Da igual que sepamos como va a terminar, el placer de verla es muy grande, aunque sea... ya sabéis... surrealista, pero bonito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario