martes, 19 de abril de 2016

YO, ÉL Y RAQUEL de ALFONSO GOMEZ-REJON (2015)


Greg ha conseguido pasar por el instituto sin malos rollos, sin llevarse mal con nadie, ni estar encasillado en un grupo concreto. Dedica su tiempo a hacer películas caseras basadas en clásicos del cine con su mejor amigo Earl. Sin embargo, en su último año antes de empezar la universidad las cosas van a cambiar. Su madre le obliga a visitar a una chica del colegio que tiene leucemia. Así comenzará para él el fin de la vida tal y como la conocía.

Esta es probablemente una de las mejores comedias dramáticas que he visto en mucho tiempo. La chispa de los actores mezclada con esa estética al más puro estilo Wes Anderson (evidente influencia en todo el film) hace de su visionado una experiencia enternecedora. Las actuaciones son francamente buenas, los tres protagonistas adolescentes están genial, son auténticos. Los secundarios aportan un toque extravagante a esta historia ya de por si genuina. 


El guión es una delicia, aúna diversión y dramatismo con gracia, y aunque no he leído en la novela en la que se basa, tengo entendido que la película no queda en mal lugar. Me parecieron absolutamente maravillosas las pelis caseras de los dos chicos (además del poster de "Los 400 golpes" de su cuarto). Lo que me pude reír viendo su reinterpretación de Al final de la escapada o La naranja mecánica. Algunas de ellas las apreciara en mayor medida un cinéfilo de pies a cabeza. 

Por todo ello, este es un film que verdaderamente recomendaría a cualquiera. El magnetismo de los personajes traspasa la pantalla gracias al impecable trabajo del director y el uso de la cámara. Es una película encantadora, pero también realista, alejada del edulcoramiento de films de temas semejantes. Nos muestra el paso a la vida adulta, perjudicado por el cáncer, que no permitirá a ninguno de ellos eludir responsabilidades o quedar al margen de lo que es crecer y sufrir. Un absoluta delicia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario