viernes, 21 de febrero de 2014

ENCADENADOS de ALFRED HITCHCOCK (1946)

Hoy traigo uno de mis clásicos favoritos del “maestro del suspense”, como suele ser habitual referirse a Alfred Hitchcock, aunque sin duda el genial director británico es mucho más que eso.


La historia se centra en el personaje de Alicia Hubermann (Ingrid Bergman), quien acaba de acudir a un juicio, en el que su padre, un espía nazi, ha sido condenado. Tras ello, acude a una fiesta en la que conoce a Devlin (Cary Grant), por el que se siente inmediatamente atraída. Él le acaba confesando que trabaja para el Servicio de Inteligencia Americano, y le pide que le ayude a desmantelar una red de espionaje nazi, cuyo líder es un viejo amigo de su padre, Alexander Sebastian (Claude Rains).

Para el guión, Hitchcock se hizo con Ben Hetch, que era, en esos momentos, uno de los guionistas más prestigiosos de Hollywood, y que ya había escrito buenos guiones como el de Scarface (1932) o el de Cumbres borrascosas (1939). Los personajes construidos por Hetch son muy sólidos, y el guión está lleno de matices y sutilezas de gran inteligencia, que ayudan a comprender al espectador cosas que no ha visto en pantalla pero que han sucedido, y así hilvana perfectamente escena tras escena. Hitchcock conocía y dominaba perfectamente el arte de contar relatos, con lo que conseguía controlar la respuesta del espectador.


Un detalle interesante es el empleo de lo que Hitchcock llamó el Macguffin. Este término acuñado por el propio director, es simplemente un elemento de suspense, una excusa argumental que motiva a los personajes. Esta argucia puede verse en muchas de sus películas, y en este caso, toda la trama de espionaje está planteada de este modo. En primer lugar, crea el ambiente perfecto para el enamoramiento de los protagonistas, y en segundo lugar, pone todo tipo de obstáculos a su historia de amor, que es la trama principal de la película.

Por otra parte, el tema del espionaje y el nazismo estaba en pleno auge. Terminada la Segunda Guerra Mundial (y durante ella también), Hitchcock trabajó haciendo propaganda del bando aliado, cuando todavía había miedo a un resurgimiento del nazismo. En este caso, se centra en un reducto de nazis refugiados en Brasil. Tuvo siempre una enorme capacidad para trasladar a la gran pantalla los miedos de cada época.
Todo esto no tendría ningún mérito si además no se uniera a ello la enorme capacidad de Hitchcock para crear tensión. La escena de la fiesta que comienza con un fantástico plano secuencia con una gran movimiento de grúa es de las mejores de la película.


El orondo director era muy perfeccionista, le gustaba experimentar técnicamente.  Su intensa formación en el cine, y en diferentes aspectos del mismo (guiones, decorados), la enorme delicadeza del director para crear escenas hermosas y, a la vez, llenas de intriga hacen de él uno de los mejores directores de toda la historia del cine, y de Encadenados una de sus mejores películas de los años 50.

Os dejo el enlace de Youtube donde está la película subida, completa y en español. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario