jueves, 10 de octubre de 2013

EL EXÓTICO HOTEL MARIGOLD de JOHN MADDEN



El exótico Hotel Marigold es una película del año 2011 dirigida por John Madden, más conocido por haber dirigido en su momento la maravillosa "Shakespeare in love". 
Cuando se estrenó, llenaron la ciudad de carteles y me llamó la atención por el fantástico reparto de actores británicos a los que he visto tantas veces. Por otra parte, aparece Dev Patel, quien se había dado a conocer hacía pocos años por su papel protagonista con "Slumdog Millionaire".
Con todo ello se me pasó el tiempo y no fui a verla al cine, pero la he tenido pendiente desde entonces. 





El argumento es sencillo: un grupo de ingleses ya entrados en años, que ven como sus vidas van avanzando sin remedio hacia una vejez sumamente aburrida, deciden emprender un viaje a la India donde tienen intención de pasar largo tiempo. Allí coinciden en un hotel destinado a este tipo de clientes, pero que está en una primerísima fase de restauración, en vez de ser el lugar paradisíaco que se habían imaginado. La película comienza haciéndonos una introducción de cada uno de los personajes, de modo que cuando emprenden el viaje ya sabemos quien es cada uno y sus motivaciones para irse de la vieja Inglaterra.

El argumento no es nada del otro mundo, y desde luego muchas cosas de las que van sucediendo son absolutamente previsibles, es más, casi podemos adivinar como acaba antes de empezar. Sin embargo, esto no quita que la película sea interesante, y nos deje con unas interpretaciones estupendas, a las que ya nos tienen acostumbrados algunos de estos actores. Maggie Smith es la digna señora británica de siempre, mientras que Billy Nighy me ha sorprendido bastante (cada vez que aparece este hombre solo puedo verlo como el viejo rockero de "Love actually"). No se recrea ni en el drama ni en la comedia teniendo un equilibrio propio de la flema inglesa.
La colorida India y las historias de la gente que les rodea les darán la fuerza para continuar con sus vidas, porque, como dice Sonny (Dev Patel), el joven dueño del hotel: "las cosas al final siempre terminan bien, y si no terminan bien es que no es el final".

Doy gracias porque aun se hagan películas de este tipo, más allá de estar siempre pendientes del presupuesto y de ser una superproducción, o de ser una película con temas hipertrascendentales. La recomiendo a cualquiera que tenga ganas de pasar un buen rato sin rayarse la cabeza.






No hay comentarios:

Publicar un comentario