jueves, 12 de septiembre de 2013

HACIA RUTAS SALVAJES de SEAN PENN (2007)


Se que muchas personas me van a odiar por esta crítica, pero no me resisto a escribirla pues "Hacia rutas salvajes" es una de las películas más insoportables que he visto en toda mi vida. Aviso previamente de que esta crítica va a contener SPOILERS, por si alguien aun tiene ilusión de verla y de que le guste. 

La película en principio trata de un chico que se acaba de graduar y decide abandonarlo todo y emprender un viaje hacia Alaska. Hasta aquí todo bien, es una road movie, cine independiente de EEUU... ¡Qué engañada estaba yo! Pensando que podía ser interesante. Todo lo que voy a escribir ahora imaginadlo con un tono irónico:
La película comienza cuando el idiota del protagonista se larga de su casa para comenzar su viaje, sin avisar a nadie de su familia, ni volver a llamarles nunca por supuesto. Porque claro, él es demasiado guay y alternativo para vivir con una familia de clase media-alta, eso sería una aberración. Antes de irse, dona todo su dinero y quema los últimos billetes que le quedan. ¡Ay mierda! Si resulta que hace falta el dinero para sobrevivir, pues nada voy a trabajar en un restaurante de comida rápida (capitalismo ejem ejem). A todo esto, el niño malcriado se cambia de nombre, se pone Alexander Supertramp, que sin duda es mucho más guay que su nombre real, que no le pega nada porque él es demasiado bohemio como para tener un nombre tan vulgar. Durante su viaje le gusta estar solo y no encontrarse con mucha gente, sin embargo se encuentra con una pareja de hippies que le enseñan lecciones de vida super importantes y trascendentales. Cuando vuelve a encontrárselos conoce a una chica que le gusta (encima resulta ser la sosa de Kristen Stewart), pero claro no se la puede tirar porque es menor y por más que haya renunciado a la sociedad, las leyes hay que respetarlas; ademas ella debe aprender lo que es la vida porque es una chica muy especial y bla bla bla... Por otra parte, él es muy maduro y esta por encima de estas cosas (ya lo que faltaba, que vaya de perdonavidas). Nos acercamos por fin al final de la película, llega a Alaska donde hace un frío alucinante y donde no hay pueblos cada 10 km., así que tiene que sobrevivir sin ayuda, con tan mala suerte que se come una planta venenosa y se muere JAJAJAJAJAJAJA. El muy egoísta se pensaba que vivir en la naturaleza es más fácil que vivir con sus padres, porque seamos sinceros, este tío no tiene idea de nada, pero de nada.

En fin, me he quedado muy a gusto expulsando todo esto. Ahora algunos me dirán que el actor Sean Penn es el director, y que la fotografía es muy bonita, y que la banda sonora también. Me da igual, nada de eso compensa los 140 minutos de sopor que he tenido que sufrir. Terminé de verla porque no soporto dejar una película a medias, pero francamente una y no más. Algunos también me dirán que esta basada en hechos reales, y yo no lo pongo en duda, aunque en realidad está basada en un libro de Jon Krakauer que escribió a raíz de las notas del diario de McCandless, el verdadero protagonista del viaje. Sinceramente, no se que pensar de la veracidad de todo esto, tanto encuentro con hippie me huele a tópico, topicazo.

Si alguien adora está película espero que me de razones verdaderas y racionales para explicarme el porque... aunque no creo que lo comprenda jamás. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario