domingo, 1 de septiembre de 2013

LAS CHICAS GILMORE



Esta es sin lugar a dudas mi serie favorita. Ellas son las chicas Gilmore. Mis amigas, las que me han acompañado durante muchos años, las que han creado anécdotas y diálogos inolvidables, las que han hecho que mi prima y yo agonicemos por saber que va a pasar después. Ellas son mis chicas Gilmore.
Amy Sherman-Palladino, la creadora de la serie y una mujer sumamente extravagante, tuvo una idea para una serie: una madre y una hija que son más amigas que otra cosa. A la Warner le gustó la idea, y decidieron llevarla a cabo y ambientarla en el idílico estado de Connecticut, en el ficticio pueblo de Stars Hollow. Lo primero que convenció a los productores fueron los diálogos, esos locos diálogos que van a un ritmo increíblemente rápido y que recuerdan a las Screwball comedys de los años 40, a esas películas de Katharine Hepburn y Spencer Tracy.

La serie comenzó en el año 2000, y desde el primer momento fue todo un éxito. Como ya he dicho la historia es sobre una madre, Lorelai, y una hija, Rory, que en realidad es diminutivo de Lorelai. Esta tuvo a Rory con 16 años y la llamó como ella; Lorelai siempre dice que así su feminismo venció, pero Rory cree que los analgésicos tuvieron algo que ver. La serie comienza cuando Lorelai se ve obligada a pedir dinero prestado a sus padres para poder pagar el colegio privado de Rory, el cual debería catapultarla a una brillante carrera universitaria en Harvard. La relación de Lorelai con sus padres siempre fue mala, pero desde su prematuro embarazo y desde que se independizó fue de mal en peor. La madre de Lorelai, la estricta Emily, a cambio de prestarle el dinero instaura las “cenas de los viernes”, para así recuperar a su hija y a su nieta. Este es el comienzo de las 7 temporadas que duró la serie, y el comienzo de una de las comedias dramáticas más divertidas de la historia de la televisión.

Los personajes son todos fantásticos, geniales, extravagantes, excéntricos… ni uno de ellos se libra, todos tienes sus particularidades. Lorelai es impulsiva, alocada, sarcástica, con una facilidad pasmosa para la verborrea y para ligar (la adoro, siempre ha sido mi heroína); por el contrario, Rory es mucho más seria y centrada, en ocasiones parece más la madre que Lorelai. Emily es una mujer un poco estirada, sin embargo puede llegar a sorprendernos, y Richard, el padre de Lorelai es un hombre tranquilo, centrado en su trabajo y en sus libros. La mejor amiga de Lorelai es la cocinera Sookie, algo hiperactiva y con un gran corazón; y Luke, el dueño del restaurante con el mejor café del pueblo, es el hombre más leal, misterioso y antisocial que pueda haber, es directo, siempre dice lo que piensa (también habría que decir que es muy sexy con sus camisas de leñador, su gorra y su barba de 3 días). Lane, la mejor amiga de Rory, es coreana y adora la música, más concretamente el rock, lo cual desconoce su madre, la ultraconservadora y católica señora Kim.


No quiero enrollarme con los personajes, hay muchos más y todos son únicos… lo que quiero decir es que la serie está tan bien hecha, tú sientes que formas parte de ese mundillo, de Stars Hollow, sientes que eres uno más; yo no soy una persona que haya deseado jamás vivir en un pueblo, siempre he pensado que me aburriría, pero realmente no me importaría vivir en Stars Hollow. Es imposible aburrirse allí, sientes la necesidad de participar de todo ello, de la Maratón de Baile, de la subasta anual de cestas de picnic, del Festival de pinturas vivientes, incluso a las ridículas reuniones del pueblo. Pasar el día bebiendo café, comiendo únicamente guarradas (especialmente las hamburguesas con patatas del Café de Luke) y viendo películas malisimas.


Realmente no es una serie para adolescentes, aunque una de las protagonistas lo sea. Es una serie para todos los públicos, conozco tanto hombres como mujeres que la adoran, es más, le puse el primer capítulo a mi novio para ver si le gustaba y acabamos viendo la serie entera, y solía decirme que ver las Chicas Gilmore después del trabajo siempre le animaba. Es una serie que toca todos los temas posibles, el amor, la amistad, el trabajo, los estudios, las complejas relaciones familiares… Es a fin de cuentas una serie sobre la vida, aunque tal vez con una cantidad de gente estrafalaria por metro cuadrado superior a lo habitual. 




4 comentarios:

  1. Sin duda es una de las mejores series que se hayan creado. Personajes complejos, coherentes y desternillantes. Tramas que se complican y dan mil vueltas, pero al fin y al cabo igual que en la vida real. Me quedo con los mil y un trabajos de Kirk y con las conversaciones Lorelai-Rory. O con los desplantes a Emily, con las palomitas y películas, las tradiciones extrañas instauradas en la casa Gilmore, con Luke... no sé con qué quedarme, ¡tal vez sea hora de empezar a verla por enésima vez! ¡Gran review, pajara!

    ResponderEliminar
  2. Gracias pajaro! Yo también tengo ganas de verla otra vez... y no lo descarto =)

    ResponderEliminar
  3. yo la descubri en la tele el verano pasado y la he empezado a ver con mi hija¡¡¡¡¡ Nos encanta, yo quiero vivir alli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una serie genial, sobre todo para los momentos madre e hija. Gracias por comentar

      Eliminar