domingo, 15 de septiembre de 2013

TOP OF THE LAKE de JANE CAMPION y GARTH DAVIS (2013)


Descubrí esta serie hace unos días, mientras miraba las nominaciones a los Emmy de este año. Es una miniserie creada y dirigida por la aclamada directora neozelandesa  de “El piano” Jane Campion. Top of the lake tiene 5 nominaciones a los Emmy, entre ellas a la mejor miniserie y a mejor actriz para Elisabeth Moss (que francamente espero que se lo lleve). Consta de 7 capítulos en los que se va desentrañando la enrevesada trama.

Todo comienza cuando Robin (Elisabeth Moss) regresa de Australia a Laketop, su pueblo natal, para permanecer junto a su madre que está enferma de cáncer. Robin trabaja como detective para la policía, y está especializada en temas infantiles. Una vez allí la llaman para que ayude con un caso de una niña de 12 años, Tui, que ha intentado suicidarse ahogándose en el lago. Tui resulta ser la hija del “cacique” local, Matt (Peter Mullan), el macho alfa que controla todo el pueblo sin excepción. La niña está embarazada de 5 meses y esa misma noche desaparece sin dejar rastro. La búsqueda de Tui será el detonante de esta historia y de otras subtramas que irán apareciendo a lo largo de los capítulos; para Robin se convierte en un  asunto personal que le hará pensar en un pasado que había tratado de olvidar, y en el motivo por el que se fue del pueblo para no volver hace 15 años.

Todos los personajes que rodean a Robin tienen su propia historia, todos parecen saber más de lo que aparentan. Es lo que sucede en los pueblos pequeños, todos los secretos son secretos a voces, y todos los habitantes están involucrados de un modo u otro, desde Al (David Wenham, conocido por su papel como Faramir en El señor de los anillos), el jefe de policía, hasta Johnno (Thomas M. Wright), el novio del instituto de Robin con quien se reencuentra tras tantos años (personaje que me gusta mucho, dicho sea de paso).



Laketop es un pueblo hostil, donde reina el patriarcado y un machismo exacerbado contra el que Robin deberá luchar. Ese machismo ha marcado siempre la historia de Laketop, pero junto con la llegada de Robin se une otro hecho que pondrá en tela de juicio la supremacía de los hombres en ese lugar. Me estoy refiriendo a la llegada de un grupo de mujeres a un terreno llamado Paradise, que se encuentra emplazado a la orilla del lago en un paraje sumamente hermoso. Esta comunidad está formada por mujeres que han sufrido mucho en sus vidas, en especial por culpa de los hombres, y que se han unido para vivir juntas y ayudarse mutuamente. Están lideradas por la mística GJ (Holly Hunter) a quien acuden no solo estas mujeres sino también algunas de las mujeres del pueblo cuando están en problemas. Son un grupo que acoge a los demás sin condiciones. Personalmente me ha encantado este extravagante grupo y no creo que sea una subtrama superflua y sin importancia en la historia como han insinuado algunos.


Se ha dicho que es lenta, sin embargo aunque no tenga un ritmo frenético, es una serie muy capaz de enganchar y absorber. La compleja trama unida a los increíbles paisajes de Nueva Zelanda hace que ver esta serie sea una absoluta delicia. 

Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario